INICIO

Edición Español

 

LA BIBLIA  •  ESTUDIOS BÍBLICOS  •  DESCANSO  •  SALUD  •  JÓVENES  •  MATRIMONIO

DESCANSO

Fecha actual 2

#8

Jesús guardó el sábado

 

15 razones bíblicas prueban que el séptimo día, el sábado, es el día del Señor

- Segunda parte -

 

8. Jesús guardó el sábado cuando vivió en esta tierra.

"Y vino a Nazaret, donde había sido criado; y entró, conforme a su costumbre, el día del sábado en la sinagoga, y se levantó a leer" Lucas 4:16, 31.

Era su hábito, su costumbre, reunirse los sábados y nosotros debemos seguir su ejemplo.

"El que dice que permanece en Él, debe andar como Él anduvo"
1 Juan 2:6.

El sábado es el día señalado para adorar a Dios, para aprender de su palabra, para deleitarnos en sus promesas, sigamos sus pisadas; reunirnos ese día ayuda a edificar nuestra vida espiritual y honrar a nuestro Creador y Salvador.

 

9. Jesús es el autor o dueño del sábado, por tanto es el día del Señor.

"También les dijo: El sábado fue hecho por causa del hombre, y no el hombre por causa del sábado. Por tanto, el Hijo del hombre es Señor aun del sábado" Marcos 2:27.

En la creación fue Él el autor del sábado, lo promulgó solemnemente en el monte Sinaí, lo grabó en la piedra con su propio dedo.

Dios no cambia. Él lo guardó estando en esta tierra y por lo tanto desea que nosotros sigamos sus pisadas. El mismo Jesús, el Dios mencionado en Génesis, es el creador de todo, incluso del sábado (Colosenses 2:16-17; Juan 1: 1-3).

 

10. Él ignoró los reglamentos humanos que habían sido introducidos.

Enseñó cómo guardarlo haciendo bien y predicando ese día.

"Él les dijo: ¿Qué hombre entre vosotros, si tiene una oveja y ésta se le cae en un hoyo, en sábado, no le echa mano y la saca? Pero, ¿cuánto más vale un hombre que una oveja? Por consiguiente, está permitido hacer el bien en sábado" Mateo 12:11-12.

 

11. María y las otras piadosas mujeres que habían sido enseñadas por Jesús guardaron el sábado después de la crucifixión.

"Era día de la preparación y estaba para comenzar el sábado.

Las mujeres que lo habían acompañado desde Galilea lo siguieron y vieron el sepulcro y cómo fue puesto su cuerpo. Al regresar, prepararon especias aromáticas y ungüentos; y descansaron el sábado, conforme al mandamiento" Lucas 23:54-56.

María la madre de Jesús, María Magdalena y las otras mujeres que seguían a Jesús habían sido enseñadas por Él.

Recordemos cuando María estaba sentada a los pies del Maestro, escuchando sus enseñanzas; si Él hubiese instituido el domingo estaría mencionado.

En su muerte, las mujeres que lo acompañaban no se atrevieron siquiera a embalsamar su cuerpo en ese día.

 

12. Jesús profetizó la destrucción de Jerusalén, cosa que sucedió 40 años después de su muerte, y dijo:

"Orad, pues, que vuestra huida no sea en invierno ni en sábado" Mateo 24:20.

Pues Él sabía que los cristianos que debían huir estarían guardando el sábado en ese tiempo. Los cristianos cuando vieron el ejército acercarse, huyeron a los montes.

Los que obedecieron las instrucciones de Jesús salvaron sus vidas, ya que en la destrucción de Jerusalén, el historiador Josefo afirma que 1.110.000 personas murieron durante el asedio, de los cuales la mayoría eran judíos. Además, 97.000 fueron capturados y esclavizados.

 

13. Los apóstoles guardaron el sábado.

Los apóstoles guardaron fielmente el sábado inclusive entre los gentiles (no judíos), en ciudades paganas, veamos los textos:

 

  • Corinto: «Y como era del mismo oficio, se quedó con ellos, y trabajaban juntos, pues el oficio de ellos era hacer tiendas. Y discutía en la sinagoga todos los sábados, y persuadía a judíos y a griegos» Hechos 18:3-4.

 

  • Tesalónica: «Pablo, como acostumbraba, fue a ellos y por tres sábados discutió con ellos...» Hechos 17:2-3.

 

  • Antioquía: «... Al sábado siguiente, se reunió casi toda la ciudad para oír la palabra de Dios» Hechos 13:14, 42, 44.

 

  • Filipos: «Y el sábado salimos fuera de la puerta, junto al río, donde solía hacerse la oración...» Hechos 16:13.

 

14. El sábado se guardará durante la eternidad. Isaías 66:22-23.

Pronto, este mundo se reinsertará en el reino de Dios.

"Vi un cielo nuevo y una tierra nueva; porque el primer cielo y la primera tierra desaparecieron" Apocalipsis 21:1.

Allí gobernará Jesús. Él es el Rey de Reyes (Apocalipsis 19:16). Allí no habrá dolor, sufrimiento, lágrimas ni dolor. Veremos a Dios cara a cara. El rostro de Cristo será el más apreciado entre miles.

En una dicha eterna, donde nada ni nadie impedirá el desarrollo de nuestros planes, sueños e ideales, desde todos los rincones de la Tierra Nueva, y del universo se acercarán los hijos de Dios cada sábado a adorarle, a rendirle pleitesía. Como en este tiempo, en la eternidad habrá un día especial de encuentro con Dios.

"Porque como los cielos nuevos y la nueva tierra que yo hago permanecerán delante de mí, dice Jehová, así permanecerá vuestra descendencia y vuestro nombre. sucederá que de mes en mes y de sábado en sábado, vendrán todos a adorar delante de mí, dijo Jehová" Isaías 66:22-23.

Vendrán a cantar alabanzas a su nombre y a glorificarle

"Digno eres... porque fuiste inmolado, y con tu sangre nos compraste para Dios, y nos hiciste... reyes y sacerdotes, y reinaremos sobre la tierra" Apocalipsis 5:9-10.

  • El sábado fue dado al hombre al principio como un monumento al Creador.
  • Es a su vez un homenaje a Dios por habernos librado de la esclavitud del pecado.
  • Es una señal distintiva que identifica a su pueblo con Dios y es un anticipo de la vida eterna, de la tierra prometida, del descanso eterno cuando el pecado haya sido desarraigado.
  • Guardarlo hoy, es homenajear a nuestro Creador y Salvador, es una prueba de nuestro amor, lealtad y gratitud hacia él, dejarlo de lado o ignorarlo sería un desprecio a su ley de amor.
  • Te invitamos a unirte en la adoración y honra que se le tributa a Dios en el universo, como Creador, Redentor y Rey, santificando el sábado, conforme él lo ordena en su Palabra.

 

15. Sábado conmemora:

La creación

"Porque en seis días hizo Jehová los cielos y la tierra, el mar, y todas las cosas que en ellos hay, y reposó en el séptimo día; por tanto, Jehová bendijo el día del sábado y lo santificó" Éxodo 20:11.

 

Liberación de la esclavitud del pecado

"Acuérdate que fuiste siervo en tierra de Egipto, y que Jehová tu Dios te sacó de allí con mano fuerte y brazo extendido; por lo cual Jehová tu Dios te ha mandado que guardes el día del sábado" Deuteronomio 5:15.

 

La vida eterna

"Por tanto, queda un reposo para el pueblo de Dios. Porque el que ha entrado en su reposo, también él mismo ha reposado de sus obras, como Dios de las suyas" Hebreos 4:9-10.


Anterior     Arriba     Próximo

#8

Jesús guardó el sábado

 

15 razones bíblicas prueban que el séptimo día, el sábado, es el día del Señor

- Segunda parte -

 

8. Jesús guardó el sábado cuando vivió en esta tierra.

"Y vino a Nazaret, donde había sido criado; y entró, conforme a su costumbre, el día del sábado en la sinagoga, y se levantó a leer" Lucas 4:16, 31.

Era su hábito, su costumbre, reunirse los sábados y nosotros debemos seguir su ejemplo.

"El que dice que permanece en Él, debe andar como Él anduvo"
1 Juan 2:6.

El sábado es el día señalado para adorar a Dios, para aprender de su palabra, para deleitarnos en sus promesas, sigamos sus pisadas; reunirnos ese día ayuda a edificar nuestra vida espiritual y honrar a nuestro Creador y Salvador.

 

9. Jesús es el autor o dueño del sábado, por tanto es el día del Señor.

"También les dijo: El sábado fue hecho por causa del hombre, y no el hombre por causa del sábado. Por tanto, el Hijo del hombre es Señor aun del sábado" Marcos 2:27.

En la creación fue Él el autor del sábado, lo promulgó solemnemente en el monte Sinaí, lo grabó en la piedra con su propio dedo.

Dios no cambia. Él lo guardó estando en esta tierra y por lo tanto desea que nosotros sigamos sus pisadas. El mismo Jesús, el Dios mencionado en Génesis, es el creador de todo, incluso del sábado (Colosenses 2:16-17; Juan 1: 1-3).

 

10. Él ignoró los reglamentos humanos que habían sido introducidos.

Enseñó cómo guardarlo haciendo bien y predicando ese día.

"Él les dijo: ¿Qué hombre entre vosotros, si tiene una oveja y ésta se le cae en un hoyo, en sábado, no le echa mano y la saca? Pero, ¿cuánto más vale un hombre que una oveja? Por consiguiente, está permitido hacer el bien en sábado" Mateo 12:11-12.

 

11. María y las otras piadosas mujeres que habían sido enseñadas por Jesús guardaron el sábado después de la crucifixión.

"Era día de la preparación y estaba para comenzar el sábado.

Las mujeres que lo habían acompañado desde Galilea lo siguieron y vieron el sepulcro y cómo fue puesto su cuerpo. Al regresar, prepararon especias aromáticas y ungüentos; y descansaron el sábado, conforme al mandamiento" Lucas 23:54-56.

María la madre de Jesús, María Magdalena y las otras mujeres que seguían a Jesús habían sido enseñadas por Él.

Recordemos cuando María estaba sentada a los pies del Maestro, escuchando sus enseñanzas; si Él hubiese instituido el domingo estaría mencionado.

En su muerte, las mujeres que lo acompañaban no se atrevieron siquiera a embalsamar su cuerpo en ese día.

 

12. Jesús profetizó la destrucción de Jerusalén, cosa que sucedió 40 años después de su muerte, y dijo:

"Orad, pues, que vuestra huida no sea en invierno ni en sábado" Mateo 24:20.

Pues Él sabía que los cristianos que debían huir estarían guardando el sábado en ese tiempo. Los cristianos cuando vieron el ejército acercarse, huyeron a los montes.

Los que obedecieron las instrucciones de Jesús salvaron sus vidas, ya que en la destrucción de Jerusalén, el historiador Josefo afirma que 1.110.000 personas murieron durante el asedio, de los cuales la mayoría eran judíos. Además, 97.000 fueron capturados y esclavizados.

 

13. Los apóstoles guardaron el sábado.

Los apóstoles guardaron fielmente el sábado inclusive entre los gentiles (no judíos), en ciudades paganas, veamos los textos:

 

  • Corinto: «Y como era del mismo oficio, se quedó con ellos, y trabajaban juntos, pues el oficio de ellos era hacer tiendas. Y discutía en la sinagoga todos los sábados, y persuadía a judíos y a griegos» Hechos 18:3-4.

 

  • Tesalónica: «Pablo, como acostumbraba, fue a ellos y por tres sábados discutió con ellos...» Hechos 17:2-3.

 

  • Antioquía: «... Al sábado siguiente, se reunió casi toda la ciudad para oír la palabra de Dios» Hechos 13:14, 42, 44.

 

  • Filipos: «Y el sábado salimos fuera de la puerta, junto al río, donde solía hacerse la oración...» Hechos 16:13.

 

14. El sábado se guardará durante la eternidad. Isaías 66:22-23.

Pronto, este mundo se reinsertará en el reino de Dios.

"Vi un cielo nuevo y una tierra nueva; porque el primer cielo y la primera tierra desaparecieron" Apocalipsis 21:1.

Allí gobernará Jesús. Él es el Rey de Reyes (Apocalipsis 19:16). Allí no habrá dolor, sufrimiento, lágrimas ni dolor. Veremos a Dios cara a cara. El rostro de Cristo será el más apreciado entre miles.

En una dicha eterna, donde nada ni nadie impedirá el desarrollo de nuestros planes, sueños e ideales, desde todos los rincones de la Tierra Nueva, y del universo se acercarán los hijos de Dios cada sábado a adorarle, a rendirle pleitesía. Como en este tiempo, en la eternidad habrá un día especial de encuentro con Dios.

"Porque como los cielos nuevos y la nueva tierra que yo hago permanecerán delante de mí, dice Jehová, así permanecerá vuestra descendencia y vuestro nombre. sucederá que de mes en mes y de sábado en sábado, vendrán todos a adorar delante de mí, dijo Jehová" Isaías 66:22-23.

Vendrán a cantar alabanzas a su nombre y a glorificarle

"Digno eres... porque fuiste inmolado, y con tu sangre nos compraste para Dios, y nos hiciste... reyes y sacerdotes, y reinaremos sobre la tierra" Apocalipsis 5:9-10.

  • El sábado fue dado al hombre al principio como un monumento al Creador.
  • Es a su vez un homenaje a Dios por habernos librado de la esclavitud del pecado.
  • Es una señal distintiva que identifica a su pueblo con Dios y es un anticipo de la vida eterna, de la tierra prometida, del descanso eterno cuando el pecado haya sido desarraigado.
  • Guardarlo hoy, es homenajear a nuestro Creador y Salvador, es una prueba de nuestro amor, lealtad y gratitud hacia él, dejarlo de lado o ignorarlo sería un desprecio a su ley de amor.
  • Te invitamos a unirte en la adoración y honra que se le tributa a Dios en el universo, como Creador, Redentor y Rey, santificando el sábado, conforme él lo ordena en su Palabra.

 

15. Sábado conmemora:

La creación

"Porque en seis días hizo Jehová los cielos y la tierra, el mar, y todas las cosas que en ellos hay, y reposó en el séptimo día; por tanto, Jehová bendijo el día del sábado y lo santificó" Éxodo 20:11.

 

Liberación de la esclavitud del pecado

"Acuérdate que fuiste siervo en tierra de Egipto, y que Jehová tu Dios te sacó de allí con mano fuerte y brazo extendido; por lo cual Jehová tu Dios te ha mandado que guardes el día del sábado" Deuteronomio 5:15.

 

La vida eterna

"Por tanto, queda un reposo para el pueblo de Dios. Porque el que ha entrado en su reposo, también él mismo ha reposado de sus obras, como Dios de las suyas" Hebreos 4:9-10.


Anterior     Arriba     Próximo